06 de febrer 2011

D'una branca i un ocell / De una rama y un pájaro

Foto feta per l'Estranger

M'agrada la manera en què l’Estranger enfoca la mirada. La deixa que aletegi lliurement fins que un element de la naturalesa li crida l'atenció. Llavors la fixa suaument, molt a prop d'allò que li atreu, però sense fregar-ho, aconseguint d'aquesta manera no canviar res de la seva forma. La llum de la seva retina il·lumina els racons que després captura en una fotografia estàtica, a la qual li retorna la vida amb la prosa poètica de les seves descripcions.
Gràcies, Estranger, per captar la meva atenció un dia i permetre'm des de llavors gaudir de les teves trobades. Sàpigues que em sento privilegiada de poder fer-ho.


Me gusta la manera en que Estranger enfoca la mirada. La deja que aletee libremente hasta que un elemento de la naturaleza le llama la atención. Entonces la fija suavemente, muy cerca de aquello que le atrae, pero sin rozarlo, consiguiendo de esta manera no cambiar ni un ápice de su forma. La luz de su retina ilumina los rincones que después captura en una fotografía estática, a la cual le devuelve la vida con la prosa poética de sus descripciones.
Gracias, Estranger, por captar mi atención un día y permitirme desde entonces disfrutar de tus encuentros. Sabe que me siento privilegiada de poder hacerlo.


Text

Català


Castellano

DE UNA RAMA Y UN PÁJARO

Te has cruzado en mi camino de vuelta, en la hora aquella en que los juegos de luces enloman la buhardilla del bosque, y alargan como puntas de flecha las negras umbrías. Despistado, sigo tu vuelo, escucho tus alas avanzando el silencio nocturno hasta una rama muerta de un árbol muerto. Te apoyas en ella en la aparente fragilidad de unas patas como palillos, escondes las alas protegiéndote el lomo, y te quedas mirando al norte.

La largura de los días ha llegado al punto en que aquella está premeditadamente concebida para disfrutar de los largos atardeceres. Es natural, por tanto, detenerse en la piedra por donde transita el camino a medio aire, dejar la pequeña mochila a un lado, y observar tu recogimiento solitario. La vista es buena: los roquedales aquí forman un zigzag hacia el despunte al fondo del “Paller de tot l´any “. Pero tú miras al norte, donde las nubes son más oscuras. Hace poco, aprendí en un libro que puedes saber la dirección del viento según cómo se coloca un pájaro en una rama. Me doy cuenta pues, de la ligera brisa de sudoeste que alcanza tú plumaje de popa, este vientecillo de duda razonable frente a la tormenta avistada bajo un conjunto de negras nubes lejanas, a poniente, hará un par de horas. Tienes la cabeza encasta en el pecho, el pico fino de estilete bien fijado como una aguja. Me doy cuenta de la funcionalidad de una rama seca y muerta, recordándome las que se colocan en esas jaulas grandes para pájaros, vistas en algún parque en el extranjero. O era en un zoo, quizás. Hace mucho tiempo que no voy al zoo.

Me pregunto, mientras saco la cámara sin prisas, en qué jaula estás tú encerrado, solo, sin trinar en ningún momento - ¿No buscas quien te haga compañía o es que ya es tarde para hacerlo? - En el fondo me gusta verte solo. Coloco el objetivo largo a la cámara, en silencio. Acoplo la visera redonda para los contraluces, aunque casi no hace falta. Me das tiempo, y yo te lo doy a ti...no tengo prisa para fotografiarte: al final del día no hay prisas y la jaula es tan grande...Cuando finalmente te enfoco y acerco el juego de lentes al azul del cielo, veo en la oscuridad el relieve simple de tu cuerpo solidificado al de la rama contorsionada en su último aliento. El conjunto es extrañamente bello, negro recortado sobre azul. Me gustan este tipo de contrastes, son como hipnóticos. Apretar el disparador resulta fácil. De este leve movimiento, algunos ingenuos lo llaman inmortalizar. Un instante no puede inmortalizarse, por la sencilla razón de que es eso, un instante. Sería como una poesía...pero tampoco entiendo mucho de poesía. Quizás buscaré alguna de algún poeta solitario, como tú encima de esta rama.

De todas formas, no aprieto más. Estoy seguro de que te largarás pronto. Lo haces de inmediato. El acuerdo parece tácito, y yo cumplo con los términos finales de mi parte: guardo los enseres, me levanto, miro la rama vacía, y me marcho yo también.



“Yo soy un hombre que camina

Yo soy sólo un grano perdido en la era

Pájaro perdido, el único pájaro del día”


6 comentaris:

Pais secret

Que la llum de la seva retina il·lumina racons insospitats, que potser ni fixan-t´hi molt te n´adonaries, fa temps que ho sé, i em consta.D´ell n´aprenc cada dia.
L´afegit sonor fa més certa encara la naturalesa de la seva observació, és veraç i cristal·ina.

Gràcies Pilar per trobar la clau de volta que dóna als escrits matisos que llegint per un mateix són difícils de copsar.

una abraçada, a tos dos.

Pilar

La sensibilitat és un intercanvi. No existiria, encara que fos emesa, sense la sensibilitat capaç de rebre...
Què seria de l'escrit si no es llegeix? Escriptura i lectura són les dues cares d'una mateixa moneda.
Des que es va obrir la sala han estat moltes les coses que m'han sobtat. He pogut veure que les lletres i la veu són multiformes i tenen un cromatisme increïble. També m'he adonat de la dificultat de llegir en veu alta i com és de grafificant poder fer-ho.
A veure si t'hi animes, cuc de llum.

lurdscontes

La natura ens deixa a diari coses meravelloses, que moltes vegades encegats per la pressa i d'altes cabòries deixem passar sense assaborir-les.
Salutacions

Pilar

Ludscontes. És veritat que semblem cecs...Quina llàstima!
Et dono la benvinguda i t'encoratjo a fer-nos veure una mica més amb els contes que escrius. Segur que ens faràs passar una molt bona estona.
Gràcies!

Tatuagem

Lindo...me puse a dibujar escuchando los textos...

Besos!

rebaixes

On era que la marmita bullia
i el foc de la descripció
feia braseral...?
Feliç repas d'un encontre,
conlloga destra de paraules
abillat concert abissal.
................. Anton.

Gràcies!